Acude a tu gestor administrativo si vas a recibir una herencia

Cuando fallece un ser querido, los afectados deben centrarse en velar al difunto y respetar el luto sin tener la obligación de preocuparse por los trámites administrativos relacionados con la herencia. Los Gestores Administrativos, como profesionales cualificados y respaldados por el Colegio Oficial se encargan de informar, asesorar y llevar a cabo este tipo de procedimientos para la tranquilidad de los afectados.

Con el objetivo de distribuir los bienes y relaciones jurídicas patrimoniales dispuestas en la herencia los Gestores Administrativos se ponen manos a la obra interviniendo de forma activa en el proceso.

Pasos a seguir para recibir una herencia

  • En primer lugar, hay que realizar la apertura de la sucesión, que comienza en el momento del fallecimiento o declaración del mismo. El primer documento que hay que ostentar es el Certificado de Defunción.
  • El segundo paso a seguir es la fase de vocación o delación en el que se llama a los herederos. Para este procedimiento necesitamos una copia autorizada del testamento, solicitando el Certificado de Últimas Voluntades y el Certificado de Seguros con Coberturas de Fallecimiento.
  • Tras conocer los herederos se lleva a cabo un inventario de los bienes y deudas de la herencia.
  • Cuando los bienes y deudas de la herencia estén inventariados hay que asignárselos a los herederos, los cuales deben proceder a una aceptación expresa, declarando la voluntad de los sucesores de ser herederos.

Qué impuestos hay que pagar

Una vez se acepte la herencia hay que liquidar los impuestos y tasas correspondientes en estos casos:

  • Impuesto de Sucesiones: Es la principal contribución a las arcas públicas a realizar en los casos de herencia. No tiene una cuantía fija y depende de la cantidad de cuanto se herede, con un gravamen que oscila entre el 7,6% y el 34%. Existen bonificaciones como en la Comunidad de Madrid donde se bonifica hasta el 99%. Los herederos tienen un máximo de seis meses para abonar esta cuantía.
  • Plusvalía municipal. Corresponde a un impuesto municipal que se paga en el ayuntamiento de la localidad donde se sitúe la vivienda y grava el incremento de valor de los inmuebles urbanos cuando se produce una transmisión y que tiene en cuenta su valor catastral.

Para solucionar este tipo de problemas lo mejor es poner en manos de tu gestor administrativo de confianza este trámite para realizar con solvencia el procedimiento y gestionar satisfactoriamente la herencia correspondiente.